¿Qué medidas tomar para defenderme de un violador? ¿Qué medidas tomar para defenderme de un violador?
Si ha llegado el momento de que, aun habiendo tomado estas medidas, el violador te sorprende por algún lado. Entonces tienes que tomar las... ¿Qué medidas tomar para defenderme de un violador?

Si ha llegado el momento de que, aun habiendo tomado estas medidas, el violador te sorprende por algún lado. Entonces tienes que tomar las siguientes medidas para defenderte:

  • El spray de defensa o pimienta: yo la verdad que no lo recomiendo mucho comprarlo, pero puedes engañar al agresor sacando un bote negro y amenazar con usarlo a la vez que gritas. Esto provocará dudas en él.
  • Las llaves: si no tienes nada a mano con lo que defenderte, un truco es usar la llave más picuda y larga que tengas de casa. Ponla entre tus dedos corazón y anular hacia fuera, como si fuera una garra de lobezno y si el violador se acerca, atácale a los ojos y sal corriendo.
  • Un paraguas: si es la época obviamente, tienes la oportunidad de tener un paraguas, no salgas de casa con un paraguas de mano, que sea uno grande y si tiene punta alargada de metal mucho mejor.
  • Aprende defensa personal: un cursillo rápido no cuesta nada, busca por tu zona, seguro que imparten alguna clase. Los principios básicos de la defensa personal son atacar al agresor desprevenido y huir.

Esto es teniendo en cuenta que el violador no usará ningún arma para asustarte, según los datos 9 de cada 10 agresores no llevaban armas en el momento de la violación, por lo que no entres en pánico ni dejes que te someta, eso solo le provocará placer. Usa todo lo que tengas para contraatacar y acto seguido sal corriendo.

Otro de los consejos que he leído y escuchado es gritar la palabra ¡Fuego! En lugar de ¡Ayuda!, ¡Socorro! o ¡Auxilio! Según esto, la gente tiende más a acudir si escucha fuego y además está más preparada para la ayuda que en el caso de que grites otra cosa.

Si en el caso de que hayas sido violada, ten en cuenta siempre las normas de seguridad sexual, se están intentando comercializar unos anillos antivioladores que se introducen en la vagina y desgarran el pene. Hace poco sucedió esto y el violador quedó destrozado. Pero eso como último recurso, ya que eso también te traumatizará y podrá contagiarte cualquier enfermedad venérea de la que tendrás que ocuparte inmediatamente, haciéndote un chequeo de VIH, VPH, Hepatitis, etc.

También dispones de una gran cantidad de ayuda psicológica a través de llamadas telefónicas o reuniones de organizaciones que tratan el tema de la violación y de cómo superarlo.  Por último, decir que si te ha sucedido no ha sido culpa tuya y que no tienes que dejar de sentirte mujer o cambiar tus costumbres ni odiar a todos los hombres porque uno de ellos se haya propasado. El odio y la venganza no te van a servir de nada.

José